Frenar con patines y no caer en el intento

frenar con patinesAprender a frenar con patines es el segundo elemento fundamental para saber patinar, después de mantenerse en equilibrio. Existen varios tipos de frenada que varían según el modelo de patín, pues cada uno lleva incorporado el freno o “taco” en un lugar de la bota. Los patines en línea solo llevan uno en la parte de atrás, y se coloca en un pie u otro, dependiendo de si la persona es diestra o zurda. En cambio, los patines de artístico, que tienen las ruedas en paralelo, llevan un freno en cada patín, en la parte de adelante.

 

 

 

1. Frenar con patines en “V”, como los esquiadores

Este tipo de frenada es muy similar a la de “cuña” que emplean los esquiadores y es para los patines de línea. Hay que separar las piernas y flexionar y unir las rodillas, con el fin de que las puntas de los patines casi se toquen. Es necesario abrir los talones hacia los lados. El dibujo de las piernas tiene forma de “V” invertida. Este tipo de frenada no es recomendable para las personas que tienen problemas de rodilla.

2. El derrape con patines

Este tipo de frenado es muy habitual en hockey, pues es un deporte en donde los cambios de dirección son constantes. Se puede derrapar con todo tipo de patines. El frenado se consigue al cambiar bruscamente de dirección, hacia la derecha o izquierda, reduciendo en el giro la velocidad del deslizamiento. Para derrapar hay que colocar los patines totalmente perpendiculares al sentido en el que uno se esté deslizando para conseguir una frenada en seco.

3. Frenada básica con el taco, para patines en línea

Este tipo de frenada es exclusiva para los patines en línea. Es la manera más sencilla de detenerse y una de las primeras que se aprenden. Consiste en adelantar el pie que lleva el freno, levantar la punta e inclinarse ligeramente hacia delante. La fricción entre el freno y el suelo conseguirá parar el deslizamiento. Toda la fuerza recae en la pierna que lleva el taco. Es recomendable dar varios toque, levantando y soltando la punta del pié hasta que se controle la presión.

4. Frenar en “T” con patinesfrenar con patines en t
Con cualquier tipo de patín se puede dibujar una “T” con los patines, y conseguir frenar. Para ello hay que flexionar ligeramente las rodillas, colocar un patín en posición neutra, en el sentido en el que se está patinando, y colocar el otro atrás a 90º respecto a la dirección del deslizamiento, de manera perpendicular. De este modo se impide el giro de las ruedas y se reduce la velocidad. Es una de las frenadas más comunes aunque desgasta mucho las ruedas.

5. Con los dos tacos hacia atrás, para los patines de artístico
En los patines de artístico, al estar los tacos situados en la parte de adelante, solo se puede frenar hacia atrás, clavando los frenos en seco a la vez. Otras opciones son la “T” o pararse, patinando hacia delante, flexionando una rodilla y retrasando esa misma pierna para que nos permita frenar. En general, los patinadores de artístico frenan ejecutando un pequeño giro hacia atrás y clavando los frenos en el pavimento.
6. Frenada “Powerslide”
Se trata de un tipo de frenado que realizan los patinadores de línea más expertos, pues lo utilizan para detenerse cuando van a mucha velocidad. Para efectuarlo hay que dar un salto para cambiar el sentido del deslizamiento y quedarse patinando hacia atrás. Una vez así hay que empujar la pierna que lleve el freno como si se hiciera la “T”. Al rozar las ruedas contra el suelo y cambiar de dirección se consigue el frenado.

Estas son las técnicas más conocidas para frenar en patines. Ahora bien, lo más importante es estar seguro a la hora de ejecutarlo y… ¡practicar mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *